21 de julio (2017). Recaditos.

El día ha empezado bien. Bueno, todo lo bien que puede empezar un día a las 6 de la mañana. He decidido hacer un cambio en mi rutina. He pasado de ser de esos seres que se duermen en el metro a ser de los que van en su burbuja leyendo. Aunque si al libro le sumamos el bolso, la maleta y el tenerte que agarrar a algún lado… la misión se complica. La clave está en hacerlo todo con la mayor naturalidad posible, incluso el ridículo.

El día ha empezado tranquilo. Por fin le he dicho adiós a la tarea que me arruinó el jueves y el mundo parece otro. De verdad.

A media mañana he recibido un correo, y antes de que me hubiera dado tiempo a abrirlo oigo una carcajada: “Esta becaria está muy mimada, hoy te vamos a mandar tareas de becaria de verdad”. Entonces abro el correo y me encuentro con mi nueva misión, que parece más que fácil: ir a buscar un ordenador al MAD1.

acens-edificios.png

En acens hay dos edificios, uno muy chulo, con grandes salas luminosas y moderno (MAD1), y otro que tampoco está mal. Sí, yo trabajo en el segundo (MAD2). En lo que llevo aquí he tenido que ir tres veces al MAD1:

  1. A hacer la entrevista antes de que me cogieran.
  2. A pedir un duplicado de mi acreditación, que había perdido.
  3. A devolver el duplicado (que también perdí, pero apareció mágicamente).

Y en todas las veces me daba la sensación de estar muy fuera de lugar. Esa sensación de estupidez profunda cuando llegas a un sitio nuevo y parece que no has abierto una puerta o llamado a un ascensor en la vida.

Pero me propuse ir rápido y cumplir eficazmente mi misión. Este era el plan:

  • Paso número 1: entrar sin levantar sospechas. Esto implica no quedarse embobada con las puertas y saber dónde pasar la acreditación (las otras veces no supe y se rieron de mí).
  • Paso número 2: distraer al de seguridad para conseguir la llave. En realidad no. Pero quedaba guay como paso nº2. Me dio la llave amablemente.
  • Paso número 3: que parezca que sé lo que hago. Aunque cogiera un ascensor a la primera planta o diese tres vueltas a un espacio gigante lleno de gente antes de encontrar la sala donde estaba el ordenador.
  • Paso número 4: coger el ordenador. Ahí estaba, no era difícil.

Misión cumplida, bajé por las escaleras y de pronto empiezó a pitar todo. Vaya. No había pasado la acreditación para salir. El de seguridad se estaba partiendo de la risa y yo me fui disimulando la cara de susto.

De vuelta al MAD2. Tiempo récord. Muy satisfecha. Me dicen que falta el cable y tengo que volver. Qué lista…

HIJOS.gif

Repetimos el plan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s