10 de julio (2017). Lunes por cuarta vez.

Ver amanecer a veces tiene sus cosas buenas…

O no. He llegado a la oficina con dos cortes en una mano, pero no me he dado cuenta hasta que me he sentado y he puesto las manos sobre el teclado. Tiene su explicación.

Si hay algo que me apasiona son los días que me quedo en Madrid a dormir y luego tengo que ir en metro. Es una maravilla. Qué tranquilidad. Qué paz se respira a las 7:30 en esos túneles.

 

Pero todavía mejor que moverte en hora punta, es la llegada a Alcobendas, donde hay tornos para salir, y como no te pase el ticket y no haya nadie para ayudarte ahí te quedas. Y así estaba yo, con mi maletita y cara de sueño delante de unas vallas estupendas. Lancé la maleta al otro lado y utilicé una técnica de salto, que no revelaré, para pasar yo. Fuck the police.

BBC Earth nature jump bbc earth GIF

Fuera de todo pronóstico, he llegado viva a la 4ª semana. Y no solo eso, me he acostumbrado: me levanto a las 6 como quien se levanta a las 10. La semana pasada fue una pequeña cuesta abajo para coger carrerilla y arrancar mejor en la siguiente.

Ya puedo decir que he aprendido algo más que adjuntar siempre los documentos en los correos. Rescato la autoevaluación de la 2ª semana:

 

  • Preguntar todas las dudas.
  • Mejorar la organización.
  • Tener paciencia al esperar respuestas/encontrar la información/etc.
  • Dificultad al arrancar a escribir y lentitud buscando recursos gráficos.
  • Fijarse en cosas: leer mejor los correos, revisar lo que envío (y si lo adjunto).

 

Esta lista ha quedado (bastante) superada. Más adelante se sumaban las tareas de socializar y comerme la fruta. Sigo trabajando en ello.

Cuando mejoras en algo siempre aparecen nuevas cuestiones a mejorar. Pasa con todo y en eso se basa la capacidad de avanzar. Para mí:

  • Hacer las cosas más sencillas: el fin justifica los medios. No dar veinte vueltas si puedo dar una.
  • Aunque suene un poco contradictorio con lo anterior… Dar más vueltas a las correcciones que me mandan hacer y dedicar unos minutos a pensar bien.

 

La actitud y las ganas siguen intactas, aunque hayan podido decaer algún día, lo importante es que no desaparezcan.

Muy filosófico todo. Fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s