07 de julio (2017). Cosas raras.

Los días que me quedo en Madrid siempre hace malísimo. Está 100% comprobado.

Hoy mi vida ha sido absorbida por la tarea de hacer una escaleta de la entrevista que hicimos el lunes. Reducir 16 minutos de entrevista a 4, o al menos intentarlo, no es tan fácil como parece.

Hay algo que me tranquiliza. Me he dado cuenta de que no soy la única con comportamientos extraños en la oficina. De hecho, cada vez me siento más normal.

 

He aquí la recopilación de las cosas que no imaginé que vería en una oficina (y que por lo visto son más normales de lo que pensaba):

Hay ratos en los que la oficina parece un bar. Todo el mundo necesita unos minutos de distensión, así empiezan las conversaciones de pasillo en pasillo. Pero nadie se levanta, simplemente hablan muy alto. Al final todo el mundo tiene la antena puesta y todos se enteran de todo.

No soy la única que acumula fruta. Menos mal.

Hay cafés de media mañana formato barril de Brent. No sabía que existían.

 animated coffee monday working mondays GIF

El curioso desarrollo de las habilidades decorativas. Cada uno tiene su espacio de trabajo como quiere o puede: 50 botellas de agua, peluches, fotos que no subiría ni a Facebook, figuras de super Mario, botes con contenidos indeterminados… de todo.

El misterio del cajón de la cafetería lleno de tapones. Nadie parece saber quién los ha puesto ahí, pero llenan uno de los cajones más grandes. En serio, son un montón.

La banda sonora de la oficina. Al principio flipas, luego te acostumbras. Desde alarmas que suenan a cualquier hora y nadie las apaga, compañeros de al lado que cantan en inglés, y otros que se oyen en la lejanía dándolo todo con los temas de Manolo Escobar.

La semana pasada alguien puso una foto de un niño negrito con cara de pena en la cocina, por si a alguien se le ocurre tirar comida. Alguien lo quitó a los pocos días, supongo que para evitar remordimientos de conciencia.

Hay un congelador en el que hay pan como para comer dos semanas toda la oficina. Estoy a ver si alguien da el paso de dejar de acumularlo y empezar a comérselo.

Hablando del tema de la cocina… me han pasado esta foto. No sabemos qué lleva a una persona a llevar cerveza isotónica al trabajo y aún menos por qué la ha abandonado durante siglos.

cerveza-isotonica

Me toca escribir un post sobre ella para el blog interno de la empresa. No se qué decir. Seguiremos informando.

Anuncios

Un comentario sobre “07 de julio (2017). Cosas raras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s